Una rápida guía de compra para cualquier smartwatch

guía de compra para cualquier smartwatch

Antes de tomar la decisión de adquirir un reloj inteligente, es importante conocer un poco más las características fundamentales que definen su calidad. Aunque aquellos apasionados por la informática seguramente podrán hilar más fino, hoy nos vamos a concentrar en los tres aspectos más básicos: la pantalla, la batería y los distintos sensores.

En esta oportunidad, primero vamos a revisar estos tres factores. Luego de que ya tengan un conocimiento un poco más profundo, les presentaremos una guía de compra sobre las distintas gamas de smartwatch, con un ejemplo de Amazfit en cada una.

Índice
  1. Cosas a tener en cuenta antes de comprar un Amazfit
  2. Los Amazfit económicos
  3. Los Amazfit de gama media
  4. La gama alta de Amazfit

Cosas a tener en cuenta antes de comprar un Amazfit

Empecemos por la pantalla, la cual es considerada por muchos la más importante. La pantalla va a ser la principal forma que vamos a tener de interactuar con nuestro reloj inteligente. Al comparar pantallas, las dos cosas a las que tenemos que prestarles atención son la resolución y la tecnología de pantalla.

La resolución nos dice la cantidad de píxeles con la que cuenta. Esto es bastante simple, mientras más, mejor. Sin embargo, también hay que considerar un detalle adicional: la densidad de píxeles. Esta nos dice cuántos de estos píxeles hay por cada parte de la pantalla y podemos calcularla dividiendo los píxeles totales por el tamaño de la pantalla de los smartwatches.

En cuanto a la tecnología de la pantalla, las principales (en orden de ascendente de calidad) son: TFT, LED, OLED y AMOLED.

Cosas a tener en cuenta antes de comprar un Amazfit

Pasemos ahora a los distintos sensores de un Amazfits. Estos son prácticamente el corazón de un reloj inteligente, definiendo la cantidad de información que puede captar.

Estos sensores varían significativamente de un modelo a otro, pero los más básicos (e indispensables) incluyen el acelerómetro, giroscopio, medidor de ritmo cardíaco y sensor de luz. Sin embargo, es importante señalar que esto apenas rasca la superficie de las capacidades de estos dispositivos.

Pasemos ahora al tercer elemento crucial: la batería. Dado que los relojes inteligentes están diseñados para ser compañeros constantes en nuestra vida cotidiana, elegir un equipo con batería adecuada resulta absolutamente esencial.

Cuando vayamos a fijarnos en la batería, es vital prestar atención a dos aspectos clave: la velocidad de recarga y la capacidad de la batería. La capacidad de una batería se mide comúnmente en miliamperios (mAh), siendo esta unidad la que representa la cantidad de energía que puede almacenar.

En general, a mayor capacidad, mejor, aunque también es importante mencionar que una batería con menor capacidad en mAh podría tener una duración más extensa dependiendo del consumo.

Los Amazfit económicos

En el caso de los smartwatches económicos, volvamos a iniciar con la pantalla. En esta categoría, la tecnología LCD es la más frecuente, aunque no resulta extraño encontrar pantallas LED. La resolución promedio se sitúa en torno a los 240 x 240 píxeles.

En relación a los sensores, en estos modelos se encuentran generalmente solo los esenciales, como el acelerómetro, giroscopio, sensor de luz ambiental y el monitor de ritmo cardíaco, este último no siempre presente.

Pasando a la batería, la capacidad máxima de estos relojes inteligentes suele rondar los 250 mAh, brindándoles un tiempo de uso promedio de aproximadamente dos días antes de requerir recarga, aunque este valor puede (y suele) variar significativamente dependiendo de diversos factores.

Un buen ejemplo de ese tipo de dispositivos es el Amazfit Bit 3. Este cuenta con una pantalla de 1.43 pulgadas de 320 x 302 píxeles de resolución. En cuanto a sus sensores, este solo dispone de los básicos: acelerómetro, GPS, y medidor de ritmo cardiaco. Por último, pasando a la batería, esta puede llegar a durar hasta 14 días.

Los Amazfit de gama media

Avanzando hacia la gama media, en lo que respecta a la pantalla, la tecnología LCD se vuelve menos común, siendo reemplazada por la LED e incluso la AMOLED al comprar los mejores equipos. La resolución experimenta un aumento, alcanzando aproximadamente los 360 x 360 píxeles.

Además de los sensores mencionados anteriormente, los smartwatches de gama media suelen incluir sensores más especializados, como el NFC o el sensor de saturación de oxígeno. En términos de batería, no es difícil encontrar modelos con una capacidad que oscila entre 300 y 450 mAh.

Pongamos un ejemplo de este tipo de smartwatches: el Amazfit GTR , el cual tiene una pantalla de AMOLED  de 1,43 pulgadas y 466 x 466 de resolución. AMOLED está entre las mejores tecnologías de pantalla, por lo que se aprecia su presencia en la gama media.

En cuanto a sus sensores, el equipo incluye BioTracker 4.0, medidor de ritmo cardiaco, oxígeno en sangre, temperatura, GPS, sueño y estrés. Si hablamos de su batería, esta llega a los 14 días de duración.

La gama alta de Amazfit

Finalmente, en la categoría alta, los dispositivos suelen destacar con pantallas AMOLED, la tecnología más avanzada disponible. La resolución alcanza su máximo, llegando hasta los 504 x 504 píxeles.

En cuanto a los sensores, estos dispositivos de alta gama no solo incluyen la mayoría de los sensores mencionados anteriormente, sino que también incorporan sensores aún más especializados y, dependiendo del modelo y el año, incluso sensores completamente nuevos.

Si hablamos de la batería, no es raro encontrarnos con capacidades superiores a los 500 mAh en algunos modelos recomendados, lo que en muchos casos permite una duración de más de una semana.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la duración de la batería puede variar significativamente debido a las numerosas funciones avanzadas presentes en los dispositivos de alta gama consumen bastante más energía que los económicos.

Cerramos nuestro artículo con el Amazfit Falcon, uno de los mejores smartwatch del mercado. Aunque su pantalla es idéntica al modelo de gama media (1.43" AMOLED, 466 x 466), el verdadero punto fuerte de este equipo está en sus sensores. El equipo dispone de BioTracker, monitor de ritmo cardíaco, saturación de oxígeno en sangre, sueño, estrés, composición corporal, GPS entre otros.

Pasando a la batería, a pesar de sus sensores esta logra superar los 15 días de duración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *