¿Qué tiene que tener un buen smartwatch para natación?

un buen smartwatch para natación

Los smartwatches han cambiado por completo la forma en la que los deportistas entrenaban. Al ofrecer un seguimiento muy fiel de cómo reacciona nuestro cuerpo ante el entrenamiento, estos nos permiten conocernos más, dándonos una gran cantidad de información valiosa.

Aunque las ventajas de estos van a variar según cada deporte en específico, en esta oportunidad vamos a concentrarnos en los smartwatches para natación. Como veremos a continuación, hablar de relojes inteligentes deportivos es revisar sus sensores.

Índice
  1. Los relojes y el agua: una relación “compleja”
  2. Las ventajas de los smartwatches deportivos
    1. Sensores
    2. Sensores avanzados
  3. Algunos modelos destacados

Los relojes y el agua: una relación “compleja”

Los relojes más costosos cuentan con capas de impermeabilización que les permiten sumergirse, en algunos casos (los más extremos) hasta a 100 m bajo el agua. En el caso de los relojes inteligentes, que cuentan con más componentes internos y tienen otro grado de complejidad, la integración de estas protecciones es un poco más compleja.

Además, a esto se suma la complicación de tener que dejar una pantalla táctil al descubierto, que no se puede utilizar bajo el agua, puesto que baja la conductividad. Por lo tanto, este tipo de tecnologías deben ser de buena calidad, a fin de que el dispositivo ofrezca un rendimiento óptimo. De lo contrario, será imposible mantener su vida útil si está destinado a usarse bajo el agua.

Las ventajas de los smartwatches deportivos

El incorporar un smartwatch a nuestra rutina de ejercicios nos trae una cantidad bastante variada de ventajas. La principal sin duda viene de la mano de que con sus numerosos sensores vamos a poder seguir nuestro desempeño en el corto y el largo plazo.

El corto plazo vendría a ser cada sesión particular de entrenamiento. Aquí, los relojes inteligentes pueden darnos información valiosa como las calorías quemadas, nuestro desempeño físico e incluso decirnos cuando estamos llegando al límite.

Las ventajas de los smartwatches deportivos

Por su parte, si hablamos del largo plazo, estos equipos son muy útiles recopilando información de todas las sesiones individuales para así poder mostrarnos nuestro progreso.

De esta forma, vamos a tener la posibilidad de detectar las cosas que nos son útiles al entrenar, debido a que podremos sacar conclusiones generales sobre qué cosas afectan nuestro desempeño.

A pesar de que esto no es particularmente útil para la mayoría de los nadadores, ya que en general las prácticas se hacen en piscinas, el GPS, acelerómetro y giroscopio del smartwatch puede darnos una guía sobre nuestros recorridos al correr, caminar o andar en bicicleta.

Pasando a una característica más directamente relacionada con la natación, un smartwatch moderno promedio es muy resistente al agua, puesto que los avances en tecnología aislante nos permiten utilizarlo en nuestras sesiones de nado sin temor a daños.

Sensores

Aunque creemos que la pantalla todavía tiene un rol protagónico, los sensores sin lugar a dudas aparecen como una fuerte competencia para este primer puesto. De hecho, estamos dispuestos a admitir que en algunos casos los sensores se muestran como la parte más relevante de los smartwatch.

Esto sucede en aquellas personas que busquen centrarse en las funciones especializadas de su reloj inteligente, como los deportistas o similar. Sin embargo, creemos que para la mayoría de los usuarios la pantalla se mantiene como lo central.

Los sensores pueden variar mucho según cada equipo. Algunos smartwatches cuentan con algunos bastante especializados, pero los más comunes son el acelerómetro, el giroscopio, el monitor de ritmo cardiaco y el sensor de luz. Si buscamos usar nuestro reloj inteligente como un fitness tracker, estos no pueden faltar.

El acelerómetro es clave para detectar los cambios de posición de una forma mucho más precisa que el GPS. Muchas de las funciones más conocidas de los relojes inteligentes, como el contador de pasos, vienen de este sensor.

Por su parte, el giroscopio es un sensor que también detecta nuestra posición en el espacio, pero está más enfocado en nuestra dirección y orientación.

Otro sensor fundamental en los relojes para nadar es el medidor del ritmo cardíaco. Como podrían haber adivinado, este monitorea el corazón y es utilizado para captar los latidos por minuto, calcular las calorías quemadas y monitorear el sueño.

El medidor de luz ambiental, aunque a simple vista parece menos impresionante que los demás, es significativo para lograr que el brillo de la pantalla se mantenga en un nivel óptimo. Esto no solo asegura que siempre podamos tener una imagen clara, sino que contribuye a ahorrar batería.

Sensores avanzados

Existe una enorme variedad de sensores más allá de los básicos que mencionamos. Estos pueden cambiar bastante la experiencia con nuestro smartwatch, por lo que es clave siempre tenerlos en cuenta.

Sin embargo, es muy normal que incluso equipos de calidad no cuenten con alguno de estos, ya que ninguno es estrictamente necesario para un buen modelo de relojes para entrenar.

Empecemos con el barómetro. Este tiene la función de medir la presión atmosférica, lo que es útil para la medición de la altura y detectar factores del clima. Aunque la mayoría de los usuarios de relojes deportivos podrían no encontrarle mucho uso, tiene algunos usos especializados, como en los alpinistas.

Después de esto tenemos al sensor de saturación de oxígeno. Este aparece como una versión avanzada del sensor de monitoreo del ritmo cardiaco, siendo un elemento muy útil para medir con todavía más exactitud nuestro estado físico actual. Este sensor es muy buscado por los deportistas en general.

Por último tenemos la tecnología NFC. Aunque esta nos sirve para transferir información de un usuario a otro, su uso más común está en ser capaz de usarse para pagar en ciertas plataformas, o cargar crédito en varias tarjetas de transporte.

Algunos modelos destacados

Antes de terminar, vamos a presentarles algunos de los mejores relojes para natación actualmente disponibles en el mercado.

Empezando con la gama económica tenemos al Xiaomi Mi Band 7. Aunque es un equipo bastante básico, cuenta con una resistencia de cinco atmósferas de presión, monitores cardíacos y un buen sensor de movimiento.

Pasando a las gamas medias nos encontramos con el Amaz Bip U Pro, el cual tiene una resistencia a la presión y sensores similares, pero también incluye GPS integrado, modos especializados y una batería bastante potente.

En cuanto a los modelos de alta gama les presentamos al Garmin Swim 2, un smartwatch para natación especializado. Este reloj cuenta con medidores avanzados diseñados específicamente para el nado, ya sea en piscina o lugares abiertos.

Adicionalmente, este cuenta con un monitoreo cardíaco adaptado para mantener una medición profunda bajo el agua, cosa que no siempre está en otros modelos.

Con esto último damos por finalizado nuestro artículo de hoy. Esperamos que hayan podido aprender un poco más sobre las varias ventajas que pueden traer las nuevas tecnologías al entrenamiento de todos los días.

Más allá de eso, estamos seguros de que la información que les presentamos les va a ser útil para hacer una compra inteligente de cualquier modelo de smartwatch. Ante todo, lo importante va a ser siempre comparar bien las opciones y tomarnos un tiempo para pensarlo antes de decidirnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir