Descubre los distintos tipos de discos duros para laptops

Descubre los distintos tipos de discos duros para laptops

Al adquirir, armar o actualizar una computadora, vas a notar que hay varias opciones de almacenamiento, predominando las unidades de estado sólido, discos duros de toda la vida, y también opciones híbridas, pero que son menos frecuentes.

Es fundamental discernir correctamente entre cada uno, y es que una buena configuración tendrá un impacto diario notable, permitiendo una carga veloz del sistema operativo o mayor capacidad.

Para que la elección de tu unidad de almacenamiento sea perfecta, en este artículo te hablaremos en profundidad acerca de los puntos más relevantes. Estableceremos comparaciones entre modelos, te contaremos acerca de las tecnologías que se ven con frecuencia, y mucho más.

Índice
  1. Discos duros internos
    1. SATA, el tipo de disco duro más frecuente según su interfaz
  2. Discos duros externos
  3. Tecnologías más comunes
    1. Magnéticos
    2. De estado sólido
  4. HDD vs. SSD: ¿Cuál es mejor?
    1. Precio
    2. Durabilidad
    3. Capacidad
    4. Velocidad
  5. Conclusión

Discos duros internos

Discos duros internos

Un disco duro interno se ubica dentro del gabinete o del portátil. Emplea un complejo sistema de grabación magnética que guarda los datos digitales de cualquier notebook o computadora de escritorio. Además, se caracteriza por funcionar con la misma energía que recibe el resto del sistema.

Existen varios tipos de disco duro interno: SATA, IDE, SCSI y SAS. A continuación te los explicaremos uno por uno.

  • SATA: Los Serial ATA están primeros en la lista de los tipos de disco duro más frecuentes, y más adelante te contaremos los motivos. Usan una interfaz serial para pasarse datos con la placa madre de la computadora. Se instalan fácilmente y son perfectos para uso hogareño y empresarial estándar.
  • IDE: Por el lado de los Integrated Drive Electronics, pueden encontrarse en terminales antiguos pero ya han sido prácticamente desplazados por los SATA. Emplean una interfaz paralela en la transferencia de datos que, además, suele ser bastante más lenta.
  • SCSI: En cuanto a los Small Computer System Interface, han sido un tipo de HDD muy popular en entornos empresariales gracias a su alta velocidad de escritura, confiabilidad y soporte en muchos dispositivos de cadena SCSI. Más caros que los SATA pero buscados por su desempeño.
  • SAS: Con respecto a los Serial Attached SCSI, son la evolución de los anteriores. Cuentan con una interfaz seria muy parecida a los SATA sin relegar la funcionalidad y confiabilidad de los SCSI. Las velocidades que manejan son muy altas.

SATA, el tipo de disco duro más frecuente según su interfaz

Como adelantamos, los SATA son discos duros mayormente usados en equipos domésticos, y se caracterizan por tener un conector serie que lleva a cabo la transmisión de los datos. En general, la velocidad de escritura es de al menos 150 MB/s, siendo los tipos de discos de almacenamiento más frecuentes.

Existen 3 tres clases de discos duros SATA, y son:

  • SATA – 1: Alcanza una velocidad de hasta 150 MB/s de transferencia de datos.
  • SATA – 2: Puede llegar a escribir hasta 300 MB/s de información, duplicando los SATA 1.
  • SATA – 3: Al poder funcionar a 600 MB/s, son los de mayor rendimiento y, por ende, los más buscados del mercado. El tamaño es muy pequeño, pero eso no impide que dispongan de gran velocidad y capacidad.

Discos duros externos

Discos duros internos

También están los externos, que se conectan al ordenador por un puerto USB o SATA externo. Así, son perfectos para almacenar información que no se deba utilizar diaria o constantemente ya que tienden a ser un poco más lentos que los discos duros internos y mucho más que los SSD.

Entre las ventajas, sirven como backup del sistema y pueden contener grandes archivos sin que ello repercuta en la computadora.

Actualmente, están los siguientes tipos de disco duro externo USB 3.0, Thunderbolt y WiFi. Si quieres saber las diferencias, estas son:

  • USB 3.0: Son los discos duros más populares a partir de su enorme compatibilidad con múltiples equipos y sistemas operativos. Dan una buena velocidad de transferencia, pasando información de la computadora a la unidad en pocos segundos. Geniales como copias de seguridad por su portabilidad y confiabilidad.
  • Thunderbolt: Los Thunderbolt son sin dudas los tipos de disco duro HDD externos más veloces del mercado. Al escribir muy rápidamente, terminan siendo perfectos para quienes buscan rendimiento, editar video en tiempo real, o deben pasar archivos muy pesados. Frecuentes en entornos profesionales.
  • WiFi: Con respecto a los de WiFi, se distinguen por crear su propia red para que otros equipos accedan a todos los datos guardados. Ideales para compartir archivos entre muchos dispositivos sin tener que recurrir a cables. Son muy portátiles y pueden servir de punto de acceso.

Tecnologías más comunes

Magnéticos

En los tipos de discos duros internos magnéticos, los datos se guardan en discos de aluminio/cristal capaces de copiar físicamente la información gracias a complejos campos magnéticos. Para ello, el cabezal graba y lee los archivos en tiempo real, imitando el funcionamiento de un tocadiscos.

A medida que el cabezal se mueve, los discos giran, y cuanto más rápido giren (+ RPM), mayor la velocidad en la escritura y lectura de datos.

Una de las contras de estos discos es la velocidad a la que el cabezal tiene acceso a la información, y por ese motivo es clave desfragmentarlo periódicamente. La desfragmentación es un proceso en el cual los datos se ubican contiguamente dentro del disco, mejorando el orden y, por consiguiente, el acceso.

De estado sólido

La tecnología de estado sólido/SSD consiste en una pequeña placa con transistores semiconductores que guardan cada uno de los archivos. Como la memoria es flash (no volátil), no es necesario que estén constantemente recibiendo corriente para conservar el estado de la información.

Son modernos y mejores que los tipos de discos duros y sus características. También son silenciosos, no necesitan desfragmentado, presentan alta resistencia, y más.

HDD vs. SSD: ¿Cuál es mejor?

Desde hace mucho existe la discusión “HDD vs. SSD: ¿Cuál es el mejor disco duro para tu ordenador?” Por eso, para responder esta pregunta, considera:

Precio

Uno de los grandes puntos fuertes de los HDD es que son bastante más accesibles que los SSD en cuanto a la inversión por GB. Tanto es así que un SSD de 1 TB podría ser más del doble de costoso que un disco duro.

Durabilidad

La susceptibilidad a la pérdida de datos es superior en los discos HDD, pudiendo quedar inutilizables luego de cualquier tipo de caída e incluso fuerte temblor. Esto sucede por su método de construcción, y es que las piezas mecánicas son muy sensibles.

Por el contrario, los SSD no poseen dichos elementos, mejorando notablemente la resistencia a golpes y evitando la posibilidad de perder datos producto de un trauma físico.

Capacidad

La capacidad de los discos duros HDD estándar varía entre los 500 GB y 1 TB, lo que abarca tanto discos internos como externos. Por su parte, los SSD más populares suelen ser de 240 o 480 GB.

Velocidad

Al carecer por completo de partes mecánicas, los SSD son muchísimo más rápidos que los HDD. Como su fragmentación es insignificante, pueden ser de 25 a 100 veces más veloces que los discos duros tradicionales.

Por ese motivo, quien posee un SSD tiene a disposición un componente de bajísimo tiempo de arranque, ultrarápida transferencia de archivos, y mayor ancho de banda.

Conclusión

Para concluir, antes de adquirir un disco duro, ten en cuenta para qué lo necesitas. Si quieres almacenar una gran cantidad de datos/archivos sin gastar demasiado, mejor un HDD. Pero si necesitas velocidad y abrir Windows en menos de 5 segundos, inclínate por un SSD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *